Niños

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH): qué es y cómo es su tratamiento

FIRMA: Natalia Rey Cordo, Psicóloga sanitaria Nº Col. G-4161, neuropsicóloga. Curso Experta Psicoterapia Infanto-Juvenil.

¿Conoces qué es el TDAH? Es un trastorno por déficit de atención/ hiperactividad con una prevalencia del 5% en niños y un 2,5% en adultos (Asociación Psiquiatría Americana APA). Sigue leyendo nuestro post para averiguar todos los detalles.  

TDAH: qué es  

 La característica principal del trastorno por déficit de atención/ hiperactividad (TDAH) es un patrón persistente de inatención y /o  hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento diario del niño y en su desarrollo.

La inatención se manifiesta como falta de persistencia en una tarea, dificultad para mantener la atención y desorganización que no se debe a falta de comprensión. No son una manifestación del comportamiento de oposición, desafío, hostilidad o fracaso en la comprensión de tareas. 

Fallos en prestar la debida atención a detalles o por descuido se cometen errores en tareas escolares. Mantener la atención en tareas prolongadas y distracción con facilidad. Parece no escuchar, no termina tareas, dificultad para organizar y secuenciar tareas o actividades. Pierde frecuentemente material necesario. 

La hiperactividad se refiere a una actividad motora excesiva cuando no es apropiado, correteo excesivo,  golpes o locuacidad excesiva. La impulsividad se refiere a acciones apresuradas sin reflexión y que pueden generar riesgo de dañar al niño (por ejemplo, ir saltando sin mirar.). La impulsividad puede reflejar un deseo de recompensas inmediatas o la incapacidad para retrasar los premios. Dificultad para esperar turno. Asimismo, se puede manifestar como una tendencia a interrumpir excesivamente a los demás o  responder inesperadamente.

Pueden estar presentes características asociadas como la baja tolerancia a la frustración, la irritabilidad y los cambios rápidos del estado de ánimo. Los procesos cognitivos subyacentes son la atención, memoria o funciones ejecutivas. TODOS  los niños con TDAH presentan dificultad en las FUNCIONES EJECUTIVAS.

Estas manifestaciones deben estar presentes en más de un entorno ( p. ej., casa, colegio, parque).  

Comienza en la infancia, no se especifica una edad de inicio, pero si que varios de los síntomas, deben estar presentes antes de los 12 años. Sus criterios diagnósticos para el trastorno se explicitan en el actual DSM V ( Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, editado por la Asociación  de Psiquiatría Americana APA). 

Desarrollo y curso

  • Primera infancia se observa actividad motora excesiva, hiperactividad, aquí  los síntomas son difíciles de distinguir ya que antes de los 4 años, los síntomas son muy variables.
  • En primaria, se observa inatención que interfiere en el rendimiento académico. Suele ser relativamente más estable.  
  • En la adolescencia temprana es relativamente estable, con una sensación interior de nerviosismo, inquietud o impaciencia, que en algunos casos, empeora con la aparición de comportamientos antisociales.
  • En los adultos  continua la inatención y la inquietud y puede presentarse impulsividad. Disminuye hiperactividad.

Tipos

Se puede presentar de  las siguientes formas:

  • Presentación combinada: inatención y hiperactividad-impulsividad.
  • Presentación predominante con falta de atención.
  • Presentación predominante hiperactiva/impulsiva.

De gravedad leve, moderado o grave en función del funcionamiento académico o social. 

En remisión parcial.

Tratamiento 

Diferenciar lo que NO  es TDAH es fundamental para iniciar la intervención. Tener en cuenta cómo es el desarrollo normal y esperable para cada edad es fundamental para diseñar una intervención eficaz. 

Tratamiento tiene 3 fases: 

La intervención psicológica y neuropsicológica utiliza estrategias en función de cada perfil cognitivo y edad evolutiva de cada caso. El entrenamiento en estrategias que mejoren los procesos atencionales y las funciones ejecutivas es fundamental por ser síntomas nucleares del TDAH. 

Asimismo, la orientación cognitivo-conductual, favorece la adquisición de estrategias como la autorregulación, control de la irritabilidad, entrenamiento en atención positiva o  la regulación emocional. La atención y asesoramiento familiar es fundamental para comprensión de los signos que presenta. 

La atención a la escuela es fundamental para facilitar un ambiente facilitador de aprendizaje. Este es el protocolo para el manejo del TDAH en el ámbito escolar

El tratamiento farmacológico es otro tratamiento de elección que no elimina el TDAH, pero sí reduce sus manifestaciones  y facilita la adaptación social y escolar. 

En Movo somos especialistas en psicología y neuropsicología infantil.  Si precisas asesoramiento  sobre síntomas de inatención, hiperactividad-impulsividad quedamos a vuestra disposición.

Fuente:

Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, DSM V. Asociación psiquiatría americana.

Categories:

Posted by Centro Movo

Alteración del sueño
Biblioterapia
Atención temprana

Leave your comment

Por favor ingrese su comentario
Por favor, escriba su nombre.
Por favor ingrese su email
Por favor ingrese su email